sábado, 23 agosto 2014

Historia del Escritorio

E-mail

 

La mesa típica y primitiva, se halla por primera vez en la época de las antiguas dinastías de Egipto, al menos desde la dinastía dieciocho, unos quince siglos antes de Cristo. Tiene forma, rectangular con patas verticales en sus cuatro ángulos. Las de tijera, con pies cruzados y articulados estuvo así mismo en uso entre los egipcios y pueblos antiguos, siendo muy frecuente en unas y otras el remate de los pies en su parte inferior a manera de garra de tigre o pezuña de rumiante.


EscritoriosLa mesa de tres pies y la redonda de un solo pie fueron conocidas por los egipcios y otros pueblos orientales. Sin embargo, fueron los griegos y romanos los que las utilizaron en mayor medida. Los trípodes, o mesas délficas se empleaban principalmente para realizar los augurios y sacrificios paganos y las mesas de un solo pie el cual a veces representa la figura de un esclavo en otras remata por debajo en tres pequeños pies, servían principalmente en los triclinios o comedores. Entre los griegos y romanos también fueron utilizadas las de dos pies constituidos por un tablero rematado en los extremos en dos figuras de animales.


En las antiguas civilizaciones, no se destinaba la mesa a escritorio, pues los escribas ejercían su oficio en el suelo sobre sus rodillas. Pero desde, los primeros siglos de la Edad Media, se usan mesas también para este fin aunque siempre revisten formas muy sencillas.


En el Renacimiento, se presentan mesas lujosas, adornadas con incrustaciones y con los pies torneados o esculpidos. A mediados del siglo XVII, aparece en la Corte de Francia el lujoso bufete o mesa de escritorio con cubierta a veces cilíndrica y otras parecida a la de un piano que se abre fácilmente.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos